Catalan English French German Spanish

Comunicación en el Congreso Sociedad Española de Historia de la Medicina - Ciudad Real 15 al 18 de junio de 2011

CIENCIA, REFORMA SANITARIA Y AGUA. Mallorca 1855-1923

Joana-Maria Pujadas-Mora (Centre d’Estudis Demogràfics – UAB)
Pere Salas Vives (Universitat de les Illes Balears)
Grupo de Investigación de Historia de la Salud (IUNICS-UIB)
Aquesta adreça electrònica s'està protegint contra robots de correu brossa. Necessites JavaScript habilitat per veure-la.

La problemática entorno al ciclo del agua fue uno de los argumentos más importantes utilizados por parte del Higienismo en su denuncia sanitaria de la última mitad del siglo XIX. Esta denuncia buscaba la concienciación social tanto de la población en general para su instrucción en materia sanitaria como la sensibilización de las esferas públicas con potestad de actuación. Es decir, la corriente higienista a través de su discurso se propuso forjar la opinión pública sobre el estado de salud de la población y mostrar que elementos debían ser modificados para mejorar su estado. Este discurso resultaría eficaz cuando se diese una correlación positiva entre el pensamiento higienista hegemónico y las actuaciones de la Administración pública en materia de Salud Pública.

 

Desde este planteamiento la calidad y la cantidad del suministro de agua potable, la evacuación de las aguas residuales, etc. mostrarían el grado de desarrollo sanitario de una población, pero también el nivel de receptividad científica de las elites y las autoridades de la misma. No cabe duda que en el siglo XIX el acceso al agua dependía en buena medida de los ayuntamientos, ya que las leyes liberales españolas establecieron de manera temprana su carácter municipal. Es más, la ley municipal de 1877 consideraba esta materia como exclusiva de los ayuntamientos. De esta forma, las autoridades locales eran las responsables últimas de la relación establecida entre el agua y sus ciudadanos. Pero no las únicas, ya que los ayuntamientos actuaban en un marco legal promulgado por el Estado, el cual, entre otras cosas, condicionaba las haciendas locales y, por tanto, las posibilidades de actuación de estas. Además, no se trata únicamente de una relación jerárquica descendente.

El objetivo de esta comunicación es analizar como el suministro de agua potable fue utilizado como estrategia de discurso y de aplicación por los higienistas y los consistorios municipales de Mallorca entre 1855 y 1923. Se trata de un período de gran importancia tanto por la consolidación del Estado liberal como por toda una serie de cambios trascendentes en el ámbito de la ciencia, que dieron paso a la microbiología y a la medicina de laboratorio a partir de 1880. Ambas fenómenos resultan decisorios para el planteamiento científico y su aplicación práctica en materia de reforma sanitaria. Dado que la base territorial municipal nos permite incorporar medio rural y urbano será del todo interesante observar la difusión del conocimiento científico en materia de reforma urbana. ¿Existió una prevalencia temporal de la ciudad, sobre todo de su capital la ciudad de Palma? o ¿la transferencia del conocimiento fue equitativa y se estableció un modelo general aplicable a toda la Isla de Mallorca?

Las fuentes en las que se basa nuestro trabajo son de dos tipologías diferentes. Por un lado está la documentación de carácter sanitario como las memorias, topografías médicas o artículos académicos y de divulgación publicados en la prensa local y académica en aras de construir el marco científico relativo al ciclo del agua. Por otro, las Actas municipales, ya que son esenciales para conocer las actuaciones de cada ayuntamiento durante todo nuestro período.